′′ Dios nos llama a través de esta gran celebración del perdón de Asís a abandonar todo lo que lleva a la muerte, todo lo que nos roba la misericordia, el perdón, la paz y la alegría de Dios. Estamos invitados a vivir como hijos amados de un Dios amoroso, destinados a la libertad, destinados al amor, destinados a Dios. No hay espacio para el miedo, no hay espacio para la exclusión, no hay espacio para la apatía o la inacción ′′

(Homilía del Ministro General Michael A. Perry, OFM en la apertura del perdón de Asís)