BEATO Juan Duns Escoto (1265-1308)

“Firme en la fe católica, se esforzó por comprender, explicar y defender la verdad de la fe a la luz de la razón humana. Por eso, lo único que pretendió fue demostrar la armonía de todas las verdades, naturales y sobrenaturales, que brotan de una única fuente.

Al lado de la Sagrada Escritura, divinamente inspirada, se sitúa la autoridad de la Iglesia. Duns Escoto parece seguir el dicho de San Agustín: “”No creería en el Evangelio, si antes no creyera en la Iglesia””.  (Benedicto XVI)