EL SILENCIO

EL SILENCIO

Permanecía insensible a todo ruido del exterior… y, todo anonadado, permanecía largo tiempo en las llagas del Salvador. Por esto escogía frecuentemente lugares solitarios, para dirigir su alma totalmente a Dios… Acostumbraba salir de noche a solas para orar en...
PREGONAR EL GOZO DE LA SALVACION

PREGONAR EL GOZO DE LA SALVACION

La predicación ha de ser fiel a la Revelación; pero cuidamos espe­cialmente de que sea coherente con nuestras opciones de vida. No rechazamos la investigación teológica; pero preferimos la palabra viva que se dirige al corazón. Podemos pertenecer a las instituciones...
LA FIESTA DE LAS FIESTAS

LA FIESTA DE LAS FIESTAS

“Francisco llamaba a esta fiesta, la fiesta de las fiestas, en la que Dios, hecho niño pequeñuelo, se crió a los pechos de madre humana. Representaba en su mente imágenes del niño, que besaba con avidez; y la compasión hacia el niño, que había penetrado en su...
RECIBIENDO Y ACOGIENDO

RECIBIENDO Y ACOGIENDO

Nunca aparece con mayor esplendor la gloria de Dios que cuando toma la forma de amor abajado, compartiendo nuestra humanidad y fragilidad, recibiendo y acogiendo nuestra carne débil y limitada. “Por nosotros nació”, por nosotros se hizo niño y pobre, por nosotros se...
LO NUESTRO ES LA IGUALDAD Y LA DESAPROPIACION.

LO NUESTRO ES LA IGUALDAD Y LA DESAPROPIACION.

El hermano predicador no ocupa ningún rango de privilegio den­tro de la fraternidad. Lo nuestro es la igualdad y la desapropiación. Ha de estar dispuesto en cualquier momento a dejar su oficio. No es más el que predica que el que calla, el que rige una parroquia que...