“La causa de todos nuestros males se halla en la ausencia de meditación y reflexión: de aquí se origina todo desorden moral. Y se desconoce lo más elemental: porque se olvidan los abundantes beneficios recibidos de Dios, y son escasos los que dedican su tiempo a la contemplación de los acerbísimos sufrimientos que Cristo padeció por nosotros.”

San Leonardo de Porto Maurzio, Ofm

Nacido en 1676 e ingresó en la Orden Franciscana a la edad de 20 años. Imitó fielmente a San Francisco en su vida de oración y penitencia. Dedicó sus fuerzas a la predicación popular y fue gran difusor del Vía Crucis. Murió un 26 de Noviembre de 1751 en Roma.