El pasado día 5 de diciembre, los frailes franciscanos en Burkina Faso recibían el reconocimiento de Caballeros de la Orden del Mérito de Burkina Faso (Chevalier de l’Ordre du Mérite du Burkina Faso).

El motivo de este reconocimiento se debe a la obra de los franciscanos en este país de África en el que han contribuido al desarrollo de las personas y la sociedad, sobre todo a través del centro médico San Maximiliano Kolbe de Sabou.

Fray Marek Hryniewicki, delegado del provincial franciscano para Burkina Faso, junto con Fray Benedict Yaw Ofosu, de la custodia provincial de San Antonio de Padua en Ghana, han sido quienes han recibido la medalla.

En la actualidad, en Burkina Faso, los franciscanos tienen dos conventos: el de Sabou, en el que además atienden una parroquia y el centro médico, y en Uagadugú, donde está la casa de formación. Los franciscanos de estas dos casas provienen de dos provincias franciscanas europeas, de la Provincia de los Santos Bernardino y Ángel en Italia, en los Abruzos, y de la Provincia de la Madre de Dios Inmaculada en Polonia. En cuanto a las vocaciones locales, un burkinés ya ha sido ordenado sacerdote y un buen número de jóvenes se encuentra en formación inicial.

(Fte Pazybien.es)