Fray Carlos de Dios Murias OFMConv, fue un fraile franciscano argentino secuestrado, torturado y asesinado junto con el presbítero francés Gabriel Longueville poco después de iniciarse la última dictadura militar en ese país. Fray Carlos se comprometió con todas sus fuerzas en el anuncio de la Buena Noticia en medio de la gente, denunciando las injusticias según los parámetros de la doctrina social de la Iglesia y atrayendo así el odio de los poderosos. 

Poco tiempo antes de ser asesinado y sabiendo el peligro que corría si permanecía entre los fieles de la parroquia de Chamical, uno de ellos le preguntó si no era mejor que se fuera, al cual respondió con estas palabras: «Es mejor morir joven habiendo hecho algo, que morir viejo sin haber hecho nada».

Será beatificado hoy día 27 en Argentina.