Mis queridos hermanos de la Orden de los Hermanos Menores, y ustedes todos hermanos, hermanas, amigos de nuestra Familia Franciscana, ¡El Señor les dé Su Paz!

“Procuren ser verdaderamente justos” (Dt 16,20) es el tema que las Comunidades cristianas de Indonesia escogieron para la Semana de oración por la unidad de los cristianos de este año, un tema que es al mismo tiempo apropiado y urgente. Es apropiado porque, como se expresa el Comité preparatorio en la Introducción, “en todo el mundo, como cristianos, cada año nos reunimos en oración para crecer en la unidad. Lo hacemos en un mundo en donde la corrupción, la ambición, la injusticia, causan desigualdad y división. Nuestra oración es una oración unida en un mundo fraccionado”. La unidad en la oración es realmente “poderosa”.

Y he aquí que estamos llamados a enfrentarnos con la urgencia del tema de este año, dado que cada vez que abrimos los ojos ante las injusticias que nos rodean – y que también nos contagian, porque también nosotros somos pecadores que gimen esperando la realización del Reino de Dios en el mundo (cfr. Rm 8,19-21)- no podemos dejar de oír al Señor que nos llama a seguir sus huellas y juntos continuar su misión de llevar a todos los hijos de Dios que sufren la Buena Noticia de Su amor que sana. A continuación, los hermanos y hermanas de Indonesia afirman: En este contexto las comunidades cristianas se hacen conscientes de su unidad cuando coinciden en una común atención y una común respuesta a una realidad de injusticia. Al mismo tiempo frente a estas injusticias estamos obligados, como cristianos, a examinar las formas como podemos estar implicados en la injusticia.

Texto completo en www.ofm.org