El altar despojado de sus manteles,

las flores fuera de lugar,

la sobriedad revoloteando los muebles.

El silencio inunda

cada pequeño detalle,

los fieles se acercan

compartiendo heridas, dudas

y algunos gozos esperanzadores.

Las preguntas se van haciendo

las encontradizas

entre estos signos

cargados de Buena Nueva.

(Toño Mtnez. En una visita a una iglesia el Viernes Santo por la mañana)