“Hermanos Menores”, ese es el nombre oficial de los seguidores de Jesús a la manera de Francisco de Asís, aunque se nos llame sobre todo “franciscanos”.

Y aquí, cono en tantas otras ocasiones, el nombre determina lo que somos y debemos hacer: vivir la minoridad que en franciscano significa una actitud en la vida que subraya la pobreza, la disponibilidad y el servicio, tomando como base la humildad que reconoce en todo la bondad de Dios.

Dice Celano (el primer biógrafo de Francisco): “…en verdad, son menores quienes, sometidos a todos, buscaban siempre el último puesto y trataban de emplearse en oficios que llevaran alguna apariencia de deshonra…” (1Cel38)

(Cfr Joxe M Arregui; Aprender a vivir con Francisco de Asís; efarantzazu 2013;Col Hno Francisco 58; p126)