“Fraternidad pobre entre los pobres y para los pobres”, es la frase que encierra el apostolado franciscano y que resume el deseo de las 53 congregaciones franciscanas que se encuentran en 65 provincias de la India, y que así se expresaron en su Asamblea General en la ciudad de Bhopal, en donde reafirmaron su compromiso en no dejar de mirar y vivir con los más necesitados. Los Hermanos y las Hermanas expresaron así el deseo de permanecer arraigados en la Vida Evangélica a ejemplo de San Francisco y de Santa Clara de Asís, y esto significa permanecer, pertenecer a los pobres y marginados, lo que les empuja a estar en los tugurios, y en las zonas marginales en todos sus modelos.